Tasas de Intercambio

Descubre qué son las Tasas de Intercambio y el valor que ofrecen

¿Qué son las Tasas de Intercambio?

Las tasas de Intercambio son una pequeña tasa que el banco del comerciante (adquiriente) le paga al banco del tarjetahabiente (emisor) para compensar al emisor por el valor y los beneficios que los comerciantes reciben al aceptar pagos electrónicos. Permite que los bancos que emiten los pagos electrónicos ofrezcan un valor enorme a los comercios, los gobiernos y los consumidores.

Las tasas de intercambio ayudan a maximizar el valor entregado a todos los interesados.

Comercios

Los comercios se benefician del pago garantizado, el aumento de las ventas y los bajos costos de procesamiento comparado con los asociados con otras formas de pago, como cheques y efectivo. Los pagos electrónicos también dan la posibilidad de atraer y mantener clientes con una experiencia de compra rápida y eficaz.

  • Durante los últimos 10 años, en promedio, por cada $1.00 de intercambio pagado, los comercios en los EE.UU. se benefician de un aumento en las ventas de $1.60 pagados por el emisor, como resultado del pago garantizado.
  • En los EE.UU., en promedio, el valor derivado por aceptar tarjetas de crédito es más de cinco veces la cantidad pagada en el intercambio.
  • El valor proporcionado a los comercios por las transacciones electrónicas es de aproximadamente 1.5 a 2.5 veces el costo total de aceptación para débito y alrededor de 2.5 a 3 veces el costo total de aceptación para crédito.
  • En promedio, las transacciones de crédito y débito oscilan entre dos a cuatro veces el tamaño de una transacción en efectivo en los mercados de países desarrollados y hasta más de 20 a 30 veces respectivamente en otros países.

Gobiernos

Los gobiernos ven un incremento significativo en la eficiencia cuando promueven la inclusión financiera y eligen distribuir beneficios sociales y otros programas mediante pagos electrónicos.

  • Los pagos electrónicos ayudan a proteger contra el gasto excesivo, fraude y abuso.
  • Usar pagos electrónicos para ofrecer  beneficios sociales es más eficiente y seguro.
  • En lugares donde el uso de pagos electrónicos es muy bajo, la economía informal florece  alimentada por pagos en efectivo que no se pueden rastrear. 

Consumidores

Comodidad y seguridad, mayor oportunidad para la inclusión financiera, acceso a premios e incentivos y la elección de varios productos de pago como crédito o débito prepagos o algunos de los muchos beneficios para  los consumidores que derivan de los pagos electrónicos.

  • Los pagos permiten a los consumidores acceder al dinero cuando y donde quieran.
  • El intercambio no solo equilibra los beneficios y costos de los pagos electrónicos, sino que también garantiza que cada participante pague su porción justa de los costos asociados con el procesamiento y protección de las transacciones. Los pagos electrónicos le ofrecen a los consumidores una forma más segura y eficiente para pagar - ya sea en persona, en línea o por aplicación móvil.

Nuestro rol 

Mastercard no recibe ganancias de las Tasas de Intercambio

Cuando no está completamente regulada por el gobierno, Mastercard establece tasas de intercambio según el valor entregado por el banco emisor y los beneficios de aceptar pagos electrónicos. Establecer las Tasas de Intercambio al nivel adecuado es importante porque si las tasas de intercambio son demasiado altas, los comerciantes pueden elegir no aceptar tarjetas de pago; y si son demasiado bajas, los bancos emisores no tienen ningún incentivo para cubrir los riesgos de emisión de las tarjetas.

Ajustar las Tasas de Intercambio al nivel apropiado también ayuda a asegurar que los emisores y adquirentes proporcionen servicios que optimicen la eficiencia del sistema de pagos y a estimular el desarrollo de soluciones innovadoras de pago.

Las tasas flexibles de intercambio hacen posible que los pagos electrónicos ofrezcan un mayor valor con un costo mínimo tanto para los comerciantes como para los consumidores. Las Tasas de Intercambio también promueven la disponibilidad de crédito para las pequeñas empresas, lo cual es un factor clave para la inclusión financiera cuando se establece a un nivel óptimo.